Calentadores flexibles

Resumen

Los calentadores flexibles y los productos de aislamiento térmico son flexibles tanto en diseño como en sus aplicaciones, de manera que se adaptan a sus necesidades particulares. Chromalox ofrece asistencia de ingeniería personalizada para configurar sus calentadores flexibles de acuerdo con sus necesidades. Se puede usar el tamaño, la forma y el contorno para aplicar calor directo y eficiente sin sacrificar la confiabilidad.

Disponemos de varios materiales aislantes para adaptar el producto a su entorno de aplicación. Los dispositivos para el control de la temperatura se amoldan directamente a los elementos para que el funcionamiento del sistema sea lo más preciso posible. Al aplicar el calor directamente sobre el elemento, se minimizan los requisitos energéticos y se optimiza el tiempo de calentamiento. Con los elementos de calefacción flexibles de Chromalox, se reduce el tiempo de enfriamiento y es posible usar múltiples diseños de circuitos y vatajes distribuidos.

Calentadores de barril
Los calentadores de barril de caucho de silicona están disponibles en varios tamaños para adaptarse a barriles de plástico y metal de 5, 15, 30 y 55 galones (19, 57, 114 y 208 litros, respectivamente). Son extremadamente resistentes y soportan la humedad y los productos químicos.
Calentadores Kapton
Los calentadores Kapton son elementos calefactores extremadamente finos (normalmente, de 0,007 in [0,18 mm]) y ligeros que presentan un diseño de lámina grabada. Admiten temperaturas de hasta 392 °F (200 °C). Se ofrecen en diversas opciones de tamaños y formas personalizables.
Calentadores de silicona
Los calentadores de caucho de silicona son los más versátiles de todos nuestros calentadores de componentes. Están pensados para aplicaciones de temperaturas más bajas, de hasta 392 °F (200 °C). Contamos con existencias de algunos modelos y ofrecemos la posibilidad de personalizar el tamaño. Las posibilidades de personalización incluyen tamaños y formas prácticamente ilimitados.
Calentadores de caja
Los calentadores de caja SLB son perfectos para controlar la condensación y la congelación en cajas eléctricas. También se pueden utilizar en dispositivos como cajeros automáticos y otros equipos instalados en el exterior que contengan partes móviles a fin de evitar que se congelen.