Cajas de instrumentos y haces tubulares

Resumen

Los haces tubulares se usan normalmente para evitar que los materiales viscosos se congelen, que el gas se condense, y para mejorar la seguridad de los empleados. Además, mantienen las temperaturas de proceso y protegen las líneas de impulso y de muestras de los instrumentos. Los haces pueden incluir tubos de proceso único o múltiple diseñados para su uso en sistemas de cintas calefactoras en ramos como el químico, el plástico, el farmacéutico, de generación de energía, petróleo y gas, pasta y papel, producción de alimentos, aguas y aguas residuales. Las cintas calefactoras autorregulables de Chromalox ofrecen un protección segura y confiable frente a la acumulación de hielo en las tuberías de drenaje. Se fabrican con materiales de calidad de grado industrial para garantizar una confiabilidad duradera. Estos productos son eficientes energéticamente y fáciles de instalar.

Los haces tubulares están disponibles con tubos de cobre, acero inoxidable, acero de alta aleación o fluoropolímero, así como con una gran variedad de materiales aislantes y de revestimiento. Los haces de cintas calefactoras incorporan tubos de vapor o cintas calefactoras eléctricas con opción de autorregulación o elementos calefactores de vataje constante.

Haces tubulares
Haces tubulares con cintas calefactoras y aislamiento previamente instalados, diseñados para mantener la protección contra la congelación, la precisión de las tolerancias de la temperatura y el control de la viscosidad.
Cajas de instrumentos

Chromalox ofrece seis tipos de cajas estándar para proteger el equipo montado in situ. La variedad de formas, tamaños y opciones de instalación permiten obtener una protección rentable frente al entorno, así como configurarla fácilmente para cualquier instrumento o aplicación de control.