La cinta calefactora autorregulable evita la solidificación de la solución corrosiva en los tanques de plástico

Desafío
Los fabricantes de equipos originales suelen verse obligados a instalar equipos de calefacción en los tanques diseñados para instalaciones al aire libre. Los clientes finales requieren tanques de almacenamiento de fibra de vidrio caliente para evitar la solidificación de los productos químicos debido a la congelación o para limitar la viscosidad asociada a la temperatura a fin de facilitar el bombeo. Precisan un modo económico y adecuado de calentar uniformemente un tanque a 60 °F (15,5 °C), por ejemplo, de forma continua.

El problema reside en el hecho de que, a temperaturas superiores a 190 °F (87,7 °C), el tanque de fibra de vidrio sufre daños. Esto suele ocurrir en el punto de contacto donde el calentador se monta en la pared del tanque.

Solución
Uno de los ingenieros de ventas de la oficina más próxima de Chromalox recomendó el uso de cinta calefactora autorregulable, ideal para esta aplicación. El hecho de que pueda colocarse alrededor del tanque para ofrecer una calefacción uniforme y de que esté disponible con valores nominales de vatajes variados lo convierte en una excelente opción. Además, con la cinta calefactora autorregulable de Chromalox, hay un límite definido en relación con la temperatura máxima que puede alcanzar la superficie de la cinta, incluso en las peores condiciones. Este límite depende de la forma en que se aplique la cinta.

Para esta aplicación en concreto, el ingeniero de venta recomendó 100 pies (30,5 m) de cinta autorregulable de 10 vatios/pie (32,8 W/m) y 240 voltios, según sea necesaria, para evitar las pérdidas con aislamiento de espuma de 2 in (5 cm) alrededor del tanque. La cinta se adhirió a la pared del tanque con cinta de aluminio AT-1 de Chromalox. Explicó que, incluso con una pérdida de control, la cinta calefactora autorregulable limita inherentemente su propia temperatura. Por consiguiente, esta aplicación ofrece una protección inherente frente a errores, puesto que no existe ninguna forma en que la temperatura de la superficie de la cinta supere los 190 °F (87,8 °C) necesarios para dañar la fibra de vidrio. También se recomendó un control de temperatura DIN 1/4 con indicador digital de la serie 3912 de Chromalox para la activación y la desactivación. El control se montó remotamente en una ubicación de control central.

Se utilizó el controlador de temperatura de la serie 3912, pero ya no se produce. El sustituto más moderno sería un panel de control de bucle sencillo HTLS.

Beneficios

  • Protección frente a errores: con la función exclusiva autorregulable de Chromalox, la cinta no puede superar la temperatura necesaria para dañar
    los tanques de fibra de vidrio (si se instala conforme a la descripción).
  • Calefacción uniforme: la cinta puede montarse para proporcionar cualquier patrón deseado de calor uniforme alrededor de los tanques.
  • Económico: el costo total de la instalación del sistema de calefacción fue menos del 10 % del precio de venta del tanque.
  • Atractivo: el cliente indicó que el aspecto del controlador 3912 mejoraría la venta de los futuros sistemas de tanque calefactados.
  • Fuente única: casi siempre resulta más conveniente y, habitualmente, más económico (teniendo en cuenta el papeleo y el tiempo del cliente) adquirir un sistema completo de una sola fuente.